Signos de alerta en el desarrollo comunicativo y lingüístico


El desarrollo comunicativo y lingüístico, tal como vimos en este artículo, es un proceso complejo que forma parte del desarrollo global del niño/a y por ello, evoluciona de forma paralela y en relación con las adquisiciones que se van haciendo en las distintas áreas del desarrollo cognitivo, motor, perceptivo, psicológico y socio-afectivo.

Diferencias individuales

Dado que la comunicación y el lenguaje se adquieren a través de la interacción de la persona con el entorno, en el proceso de desarrollo no sólo pueden observarse diferencias individuales causadas por factores relacionados con la criatura (inmadurez o retraso cognitivo, pérdida auditiva, alteraciones neurológicas o problemas anatómicos, entre otros), sino también  relacionados con el medio en que el pequeño/a se desarrolla. Algunos factores relacionados con el entorno pueden ser: exposición a modelos lingüísticos poco adecuados, hipoestimulación (pocas oportunidades de participar en situaciones que favorezcan la práctica y generalización de las habilidades para la comunicación y el lenguaje) o sobreprotección (anticipación a las necesidades del pequeño/a por parte del entorno y, en consecuencia, imposibilidad para expresarse por si mismo/a y participar en la comunicación de forma activa).

Primeras dificultades y signos de alerta

A pesar de que cada criatura sigue su propio ritmo, igual que en el resto de aspectos y áreas del desarrollo, hay una serie de hitos que deben ir adquiriéndose en unas determinadas edades. Así mismo, también existen una serie de signos de alerta que podrían ser indicadores de un posible retraso o desviación en la comunicación, el lenguaje y/o el habla, los cuales pueden hacernos pensar en consultar a un especialista para recibir orientación profesional. Mientras en unos casos simplemente se tratará de signos temporales de inmadurez que acabarán evolucionando hacia la normalidad, en otros podrá tratarse de señales de una dificultad más significativa en el desarrollo comunicativo y/o lingüístico.

Importancia de la detección e intervención precoz

Es importante que tanto los profesionales como las familias sean sensibles a las conductas del pequeño/a y conozcan las posibles señales de alarma para poder detectar su aparición lo más pronto posible. Esto no sólo puede resultar determinante para el desarrollo comunicativo y lingüístico, sino también para el de otras áreas como las relaciones sociales, la autoestima o los aprendizajes posteriores. Además, si resulta necesario iniciar una intervención logopédica para estimular y reforzar el desarrollo comunicativo y lingüístico del niño/a, hacerlo de forma temprana permitirá obtener unos mejores resultados.

Signos de alerta de los o a los 6 años

A continuación, vemos algunas de las dificultades que podríamos observar en cada una de las franjas de edad del período de desarrollo de las bases para la comunicación y el lenguaje, que va de los o a los 6 años aproximadamente:

SIGNOS DE ALERTA DE LOS O A LOS 12 MESES:

– No reacciona ni da respuesta a los sonidos del entorno
– No sonríe y/o no mira a los demás
– No imita gestos y/o no señala para comunicarse
– No balbucea ni experimenta con sonidos (bebé silencioso)
– No emite sonidos guturales o vocálicos
– No gira la cabeza en respuesta a su nombre

SIGNOS DE ALERTA DEL AÑO A LOS 2 AÑOS:

– Muestra poco interés por comunicarse con los demás
– No sonríe en respuesta a las caras o voces familiares
– Balbucea poco o con poca variación en los sonidos
– No emite sonidos con intención de comunicar
– No usa gestos ni señala para pedir/mostrar algo
– No se interesa por los objetos que le enseñan los adultos
– No emite palabras con un referente claro
– Parece no comprender las órdenes sencillas
– Parece no comprender el significado del “no”

SIGNOS DE ALERTA DE LOS 2 A LOS 3 AÑOS:

– No muestra interés por interaccionar con otros
– Muestra frustración en las situaciones comunicativas
– No muestra lenguaje con intención de comunicar
– Cuesta entender la mayoría de sus producciones
– No usa palabras simples (más frecuentes)
– Su vocabulario consta de menos de 50 palabras
– Repite lo que se le dice (lenguaje ecolálico)
– Le cuesta construir frases simples de 2 palabras

SIGNOS DE ALERTA DE LOS 3 A LOS 4 AÑOS:

– No muestra interés por interactuar con otros niños/as
– Cuesta entender lo que dice (habla ininteligible)
– Omite sílabas o sonidos a final de palabra (ej: ca por casa)
– Le cuesta encontrar las palabras para expresarse
– Confunde palabras de la misma familia (ej: silla, mesa...)
– Le cuesta construir frases simples de 2 ó 3 palabras
– Usa pocos verbos, adjetivos y/o pronombres
– Presenta dificultades en la comprensión del lenguaje

SIGNOS DE ALERTA DE LOS 4 A LOS 5 AÑOS:

– No muestra interés por interactuar con los demás
– Su lenguaje no le permite entender/hacerse entender
– No pronuncia correctamente la mayoría de los sonidos
– Su vocabulario es reducido
– Tiene dificultades para explicar algo que ha ocurrido
– No construye frases de más de 2 ó 3 palabras
– Le cuesta comprender frases complejas, abstractas...

SIGNOS DE ALERTA DE LOS 5 A LOS 6 AÑOS:

– Se mantienen las dificultades en la articulación del habla
– Comete errores en la construcción de las frases
– Le cuesta comprender frases fuera de contexto
– Le cuesta comprender conceptos abstractos
– Dificultad para mantener la atención en una actividad
– Presenta tartamudeo


Referencias bibliográficas